Un hombre de 21 años murió el domingo 1 de diciembre de 2017 en un accidente automovilístico en Málaga después de regresar con un grupo de jóvenes de una fiesta de Nochevieja. El conductor del coche en el que viajaba resultó herido y está siendo investigado por haber dado positivo en la prueba de alcoholemia, la cual triplico el máximo permitido.

El trágico accidente, sucedió a las 8:30 horas en la avenida Santiago Ramón y Cajal, el automóvil un Mitsubishi Colt, estaba ocupado por cuatro jóvenes, de 20 y 21 años, vivían en las barriadas de Puerta Blanca y La Paz. Los amigos estaban celebrando una macrofiesta en Hacienda Nádales, circulaban en sentido Centro cuando, luego de rebasar el cruce hacia la barriada, en una curva, el auto se subió al bordillo y se impactó contra unos setos en el margen izquierdo de la vía.

El conductor del carro perdió el control, salió despedido por una marquesina. Luego de destrozar la parada de autobús por completo, se llevó un poste por delante, dio vueltas de campana y se estrelló contra un cartel de anuncios. El fallecido, estaba sentado en el asiendo de atrás, salió por la ventana del lado derecho, según las primeras investigaciones no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Un grupo de jóvenes que regresaba de otra fiesta, trataron de asistirlo, pero no se pudo hacer nada para salvarle la vida. Los otros 3 ocupantes del coche resultaron heridos, el conductor está hospitalizado por una fractura, de la cual debe ser operado. Los otros dos jóvenes sólo presentan lesiones leves.

Análisis de sangre

La policía movilizó a las unidades de servicio para atender el accidente, GIAAT se encargaron de realizarle al conductor la prueba de alcoholemia, que dio una tasa superior a 0,80 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado. Se está esperando las pruebas para saber si había consumido sustancias estupefacientes.

Dejar respuesta