La expresidenta de Argentina Cristina de Kirchner, sufrió otro golpe judicial dos días después de ser procesada por corrupción. El máximo tribunal penal del país ordenó reabrir el caso, dónde la acusan de encubrir en su gobierno a los autores del atentado AMIA en el año 1994, denunciado por Alberto Nisman, ya fallecido. Por mayoría de votos, La DAIA y la fiscalía, cuestionaban la decisión de Daniel Rafecas, el juez judicial encargado del caso.

El juez archivó la denuncia en marzo del año 2015, algunos meses más tarde que el fiscal Alberto Nisman, fuera hallado muerto en su domicilio en Buenos Aires con un tiro en la cabeza. Las circunstancias de la muerte de Nisman todavía no están claras, el fiscal había presentado una denuncia ante la justicia de Argentina. 

Las relaciones comerciales con Teherán

Argentina acusó al Estado Iraní y al grupo radical chiita Hezbolá de idear y llevar a cabo el ataque que dejo 85 personas fallecidas y 300 heridos, 8 ciudadanos de Irán fueron procesados en el año 2003. Nisman, investigó el ataque durante más de 10 años, mantenía que el gobierno de Cristina buscó cubrir a los acusados a cambio de profundizar las relaciones con Teherán. La denuncia también culpa a Héctor Timerman, excanciller, junto con otros diputados y funcionarios.

La expresidenta niega las acusaciones, dice que su gobierno fue el que más hizo para esclarecer el atentado. El martes fue procesada Fernández por asociación ilícita en el caso investigado por irregularidades en la contratación de obras públicas, la exmandataria atribuye todos los cargos a una persecución política del gobierno de Macri.

Muchos opinan que es una muestra de ineficiencia del sistema judicial argentino ni la muerte de Nisman ni el encubrimiento de Cristina ni el atentado esta cerca de ser esclarecidos. Cualquier decisión que se tomé puede causar un terremoto político.

Dejar respuesta